Blog

Cómo prevenir los golpes de calor en el sector de la Construcción

golpes de calor en la construcción

Conoce las recomendaciones para evitar golpes de calor en el trabajo dentro del sector de la construcción y cómo detectarlos a tiempo

Ya llega el esperado, para algunos, y temido, para otros, verano, y con él uno de los grandes inconvenientes a la hora de trabajar: el calor y las temperaturas extramas.

Las elevadas temperaturas propias de la estación veraniega puede provocar diversos daños, especialmente en aquellas personas que por su trabajo se exponen al sol. Según la temperatura corporal alcanzada por la persona afectada y a través de sus síntomas, podemos distinguir estos tipos de lesiones motivadas por el calor.

  • Síncope. Los trabajadores afectados por un síncope suelen sufrir visión borrosa, mareo, debilidad o pulso débil, e incluso desvanecimientos. El síncope se suele producir, sobre todo, entre trabajadores no aclimatados al calor, al permanecer durante mucho tiempo en un sitio caluroso.

  • El agotamiento por calor se suele producir tras un trabajo continuado y sin descanso, y cuando se suda y no se repone líquidos ni las sales perdidas.  Debilidad y fatiga extremas, náuseas, malestar, mareos, taquicardia, dolor de cabeza, pérdida de conciencia pero sin obnubilación. Piel pálida, fría y mojada por el sudor. La temperatura corporal puede superar los 39 ºC

  • Los denominados golpes de calor en el sector de la construcción se producen cuando la temperatura corporal supera los 40ºC, quebrando el mecanismo de regulación de la temperatura corporal, por lo que los afectados requieren una atención hospitalaria urgente. Los golpes de calor se caracterizan, además de por la elevada temperatura corporal, por la piel seca y caliente, y pulso rápido que pueden conducir a la aparición de convulsiones e incluso el coma.
  • Otros, como dermatitis, edemas, quemaduras, insolación, calambres, estés por calor,…

Cómo evitar una insolación o golpe de calor

Cuando se trabaja en las obras, a pleno sol, durante el verano, debemos prestar mucha atención a cualquier de los síntomas antes mencionado.

Para ello, desde Visor te proponemos una serie de consejos y recomendaciones para evitar golpes de calor en el trabajo a pie de obra.

consejos para evitar golpes de calor

Pincha en la imagen y descarga estos consejos

  • Bebe mucha agua o líquidos aunque no se sienta sed, y evita la ingesta de bebidas alcohólicas, azucaradas o café.

  • Realiza comidas ligeras para reponer las sales minerales perdidas por el exceso de sudoración. Durante las comidas, toma frutas, verduras, ensaladas o zumos.

  • Permanece en lugares frescos.

  • Evita las actividades en el exterior en las horas centrales del día, que suelen ser las más calurosas.

  • Viste ropa ligera y de color claro. Añade a tu vestimenta un calzado cómodo y transpirable.

  • Protégete de las radiaciones solares.

  • Infórmate de las condiciones meteorológicas a diario.

  • Trabaja a un ritmo adecuado, sin prisas: adáptalo a tu tolerancia al calor.

  • Toma descansos en lugares frescos cuando tengas mucho calor. Si sientes malestar, paraliza la actividad y solicita atención sanitaria.

  • Evita el trabajo en solitario.

En definitiva, la exposición al calor permanente puede desencadenar en un accidente laboral.

Golpes de calor y redes de seguridad

Para los trabajos realizados en las cubiertas, estar protegido se convierte en algo esencial, además de ser obligatorio.

Durante la realización de trabajos en las cubiertas de naves, colocación de paneles en nuevas naves industriales, sustitución de paneles antiguos o revisión de lucernarios pueden aparecer algunos de estos efectos provocados por el calor. A su vez, estas lesiones pueden desembocar en un accidente por mareo o desmayo. Por ello, las protecciones colectivas, redes de seguridad Tipo S y Tipo U, serían el primer aliado para salvar la vida.

¡NO TE LA JUEGUES CON EL CALOR!