Blog

Seguridad colectiva: Edificio Chrysler cero muertes en su construcción

Seguridad Colectiva - Construcción del Chrysler Building cero muertos

Si hablamos de Seguridad colectiva, uno de los casos más famosos que ha pasado a la historia es el del edificio Chrysler, que se levantó en tiempo récord sin ningún accidente mortal durante su construcción.

El conocido Chrysler Building o para muchos edificio de la Chrysler se sitúa entre la Avenida Lexington y las calles Este 42 y 43 de la isla de Manhattan, en Nueva York. Es una de las construcciones más conocidas de la ciudad de los rascacielos y un icono mundial de la arquitectura.

Seguridad Colectiva - Construcción del Chrysler Building cero muertos

El edificio se construyó en una época en que Nueva York era un hervidero de obras y rascacielos en construcción, de hecho los constructores estaban en dura competencia por ver quién levantaba el edificio más alto del mundo. En concreto poco antes de su finalización, el edificio Chrysler se encontraba igualado con el edificio 40 de Wall Street, pero el promotor de este último añadió 61 centímetros al mismo para conseguir ser el más alto del mundo.

Lo que no se sabía es que había una aguja de acero fabricada en secreto dentro del edificio Chrysler. Finalmente la aguja de acero inoxidable se colocó en la cima del edificio en noviembre de 1929, consiguiendo así el edificio Chrysler ser el edificio más alto del mundo superando incluso a la Torre Eiffel. El edificio abrió sus puertas al público, el 27 de mayo de 1930.

Seguridad colectiva

En aquellos años (hablamos de los 20), la seguridad colectiva no era algo que estuviera muy desarrollado, hasta el punto de que ya se asumía un coste de vidas humanas intrínseco a la construcción de este tipo de edificios. Concretamente se calculaba que por cada piso que se construía por encima de la planta 15 se producía una muerte. Como el edificio Chrysler cuenta con 77 pisos debería haber costado 62 muertos. Sin embargo, gracias a las medidas de seguridad pioneras instaladas en la construcción del edificio no murió nadie.

En aquellos años se empezó a apostar fuerte por la seguridad colectiva en los trabajos de construcción. En ese sentido, el desarrollo llevado a cabo desde entonces hasta hoy en materia de redes de seguridad y otros elementos de seguridad colectiva ha mejorado ostensiblemente, sin embargo no hay que bajar la guardia ya que cualquier descuido en ese ámbito puede costar una vida.

This Post Has 0 Comments

Leave A Reply